casita pajaros

La búsqueda inconsciente como guía

Me gusta pensar en las casualidades como algo natural, como causa de un destino que no llega por azar, sino que inconscientemente buscas, aunque tu consciencia no lo sepa aún, pero que precisamente por eso encuentras.

 

El rediseño de la página web era un tema pendiente desde hace mucho tiempo. Desde aquel diseño en Flash que hice yo personalmente allá por el año 2006, hasta hoy, ha llovido mucho. Como suele ocurrir con las cosas que tengo pendientes, hay momentos en los que me abruman, momentos en los que estoy llena de energía para afrontarlas, momentos en los que elijo eliminarlas de mis prioridades y momentos en los que sencillamente la rutina me atrapa tanto que no tengo tiempo para salir de la ruta marcada. Una mezcla de todas ellas he sentido yo con este tema desde hace mucho tiempo. Hasta que un día, puse el freno, paré, y organicé mi mente con el principal objetivo de reajustar prioridades.

 

En ese reajuste de prioridades, mi página web, se convertía en el epicentro de un cambio. No sólo por el aspecto evidente que acompaña todo nuevo diseño, sino porque el trabajo que había detrás de ejecutarlo, requería vivir un proceso de asimilación, de toma de decisiones, de análisis y de redireccionamiento. Respire hondo, aparté todas las distracciones que me impedían concentrarme, y me adentré de lleno en ello.

 

Semanas después, el resultado me llena de orgullo. No sólo porque visualmente y conceptualmente me gusta (y espero que sea una opinión compartida), sino porque estoy enormemente satisfecha de haber sabido priorizar, de haber sabido escuchar mi instinto, de haber sabido elegir lo que quería, de haber sabido una vez más redireccionar. Y porque, además, soy muy optimista ante la nueva etapa que comienzo.

 

Pero como decía al principio, me gusta pensar en las casualidades como algo natural, como causa de un destino que no llega por azar…

 

Y es que, durante el tiempo que dedicaba a toda esta búsqueda, han ido apareciendo casualidades, que iban afianzando mi camino. Señales que me iban guiando. No las he buscado, sencillamente las he ido encontrando. Y ahora soy consciente, más que nunca, que la predisposición lo es todo. Y que la predisposición insconsciente, es el primer paso. Que esas señales siempre han estado ahí, pero no las veía. Por el motivo que fuese, no era capaz de verlas. Pero la claridad con las que son percibidas, una vez que comienzas a sentirlas primero, y a verlas después, es tan cegadora, que sabes que no hay vuelta atrás. 

 

Podría interesarte

Dejar un comentario

Centro de preferencias de privacidad

Privacidad y Política de Cookies

Elena Prieto Landaluce utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento,para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web.

gdpr [consent_types], gdpr [allowed_cookies], ga, gid, gat_gtag_UA_118815779_1, gat_gtag_UA_118815779_1
ga, gid, _gat_gtag_UA_118815779_1

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?